¿Cuántos son los modos de carga para los vehículos eléctricos?

Scroll Down — Scroll Created with Sketch.

Las necesidades de carga para los vehículos eléctricos no son las mismas para todos ellos, estas pueden diferir dependiendo: del conector utilizado, del tipo de corriente de carga, de los límites de potencia aceptada por el vehículo, etc.

Por todo lo anterior, en la norma internacional IEC 61851-1 se han establecido 4 modos de carga para los vehículos eléctricos, son los siguientes:

Modo 1

Consiste en la conexión directa del vehículo eléctrico a las tomas de corriente normales y sin sistemas especiales de seguridad. Normalmente, el modo 1 se utiliza para cargar bicicletas eléctricas, patinetes eléctricos, scooters, etc.

En varios países, este modo de carga está restringido o prohibido para la recarga de vehículos eléctricos de mayor potencia que los mencionados anteriormente.

Los valores nominales de corriente y voltaje no deben exceder los 16 A y 250 V en monofásico o los 16 A y 480 V en trifásico.

Modo 2

En el modo de carga 2, a diferencia del modo 1, se requiere de la presencia de un sistema de comunicación y seguridad eléctrica específico entre el punto de conexión y el vehículo eléctrico, este sistema se coloca en el propio cable de carga y se llama Caja de control. Se puede utilizar con enchufes domésticos e industriales en el lado de la conexión a la red eléctrica y con conector dedicado a la recarga de vehículos eléctricos en el lado del vehículo. De algún modo se podría decir que es un punto de recarga portátil. En varios países, este modo de carga está restringido para su uso.

Los valores nominales de corriente y voltaje no deben exceder los 32 A y 250 V en monofásico o los 32 A y 480 V en trifásico.

Nota: normalmente está limitado a 12 A por el uso de enchufe doméstico tipo schuko en el lado de la conexión a la red eléctrica.

Modo 3

Este modo requiere que el vehículo se cargue a través de un sistema de suministro de energía conectado permanentemente a la red eléctrica. El sistema de control y seguridad eléctrica está integrado directamente en el punto de carga dedicado.

Para este modo de carga, los conectores utilizados serán específicos para la recarga del vehículo eléctrico en ambos lados, tanto en el lado de conexión a la red eléctrica como en el lado de conexión al vehículo.

Las estaciones de carga que funcionan en modo 3 pueden permitir cargar hasta 63 A y 250 V en monofásico o hasta 63 A y 480 V en trifásico, aunque lo más común es encontrar estaciones de carga con un máximo de hasta 32 A y 250 V en monofásico o hasta 32 A y 480 V en trifásico.

Modo 4

Este es el modo de carga establecido para la recarga en corriente continua (DC). Debido a las altas potencias a las que trabaja, requiere que el convertidor que transforma la corriente desde el lado de corriente alterna (AC) al lado de corriente continua (DC) sea externo al vehículo y se encuentre dentro de la propia estación de recarga, resultando esta más voluminosa que las de modo 3. El cable y el conector de recarga siempre van unidos a la propia estación de recarga.

Para este modo de carga hay dos estándares, uno japonés y otro europeo llamado respectivamente, CHAdeMO y CCS.

Las estaciones de carga que cargan en modo 4 permiten cargar hasta 500 A y 1000 V incluso si la legislación no especifica un límite máximo.

 

0%